Volatilidad

Cuatro años. Cuatro años ha tenido el PSOE para reordenar sus filas, reasignar nuevos coroneles, nombrar un comandante en jefe y definir su estrategia de ataque. Sin embargo, a las puertas del año electoral más importante para España desde 1977, los socialistas encaran la recta final igual, o más perdidos, que cuando el innombrable quemara el partido desde los cimientos hasta la cima arrastrando a la formación del puño y la rosa a la pérdida de cuatro millones de votantes. Escándalos aparte, los de Pedro Sánchez llegan reventado por todas las costuras de su estructura federal, siendo uno de sus emblemas, el PSM, el último en volar por los aires. El episodio de la expulsión de Tomás Gómez, con cambio de cerradura en su despacho incluida, ha sido una nueva piedra en el tejado socialista. Con una legislatura entera para hacer un frente común, el PSOE llega a las autonómicas y generales haciendo honor a uno de las tradiciones más españolas, “tarde, mal y nunca”. La autoimplosión que viven en Ferraz ha dado rienda suelta a los enfrentamientos entre partidarios, ya sea en Zamora o en el último reducto de los socialistas, Andalucía. Mientras, Sánchez prosigue su tourné de estrella de la canción sacando pecho con sus inmaculadas camisas blancas.

PEDRO SÁNCHEZ QUIERE LÍDERES EN EL PSOE "EMPUJADOS DESDE ABAJO"Una guerra fratricida que no es nueva en la familia del PSOE, sino que le pregunten al innombrable como alcanzó la Secretaría General del partido allá por el año 2000. Guerra contra Bono. Sánchez contra Gómez. Sánchez contra Díaz. Sánchez contra el GPS. Sánchez contra todos. Y es que parece mentira que una formación con más de 130 años de historia no haya logrado algo tan sencillo como mantener una disciplina de partido. El Talón de Aquiles de la izquierda española vuelve, una vez más, a hacer acto de presencia. Sino que pregunten a sus vecinos de Génova. Si el Presidente dice “todo va bien”, la frase se repite como un mantra por cada vocero popular que se enfrenta a un microfono. Si el Presidente dice “lo hemos hecho mal, perdón”, orejas gachas en cada comparecencia. Una coreografía sin fisuras, sin una voz disonante. Si alguien se alza, se le aplaca o se le crea la imagen de bala pérdida. O simplemente se le retira de los focos hasta que recapacite. Todos a una. Excepto para ir a visitar a compañeros al penal de turno, ahí el mensaje ya se difumina.

Solo así se entiende que, después de una legislatura maniatando y limando el estado de bienestar, rescatando con dinero público los despilfarros de cargos públicos, visitando los tribunales semana sí, semana también, con desfiles a la entrada de la prisión más cercana, escándalos, corruptelas, y algún desvarío conservador, el Partido Popular siga manteniéndose en la pugna por mantenerse en la Moncloa. Así, y por los nueve millones de votos -de media- que los populares han mantenido fijos desde las Generales de 1993. Llueva, nieve o truene. Disciplina.

taniaLa volatilidad de la izquierda no es de uso exclusivo del PSOE. Faltaría más. Un poquito más a allá, Izquierda Unida repite el mismo error. Cuando todo apuntaba a que los casi dos millones de votos recibidos en 2011 servirían de trampolín para la plataforma, estos han terminado degradados y dejándose adelantar por la derecha y sin intermitente por Podemos y Ciudadanos. Mientras, su delegación madrileña, después de superar unas polémicas primarias, ha saltado por los aires con la televisiva Tania Sánchez como cabeza de cartel. La formación de Cayo Lara se ha quedado encasquillada en la anunciada regeneración con una militancia joven capitaneada por Garzón y, hasta hace unas semanas, Tania Sánchez, que ha irrumpido con fuerza en el aparato del partido, pero que se ha encontrado confrontación en aquellos que rehúsan esta metodología. Un sainete tan de la izquierda española que da pena.

pablo

Y sin embargo, Podemos, que reniega de la izquierda y la derecha, ya con la velocidad de crucero estabilizada, parece haber aprendido de los errores de estos blindando su estructura central. Pocas voces se han oído voces contrarias a la formación de Pablo Iglesias dentro de sus pasillos, incluso tras las informaciones publicadas sobre las cuentas de Monedero y su declaración complementaria, la crítica interna ha sido muy escasa. Disciplina. Con una abanico electoral más amplio que nunca, las autonómicas y generales de este año se presentan para la izquierda española en medio de una cruzada cainita que amenaza con brindar a los populares una nueva oportunidad para imponer su aparato de partido y ampliar su poder en el Congreso otros cuatro (largos) años. Todo, con la alargada sombra de Iglesias consolidándose barómetro tras barómetro. Si parpadean se lo van a perder.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Volatilidad

  1. oosorio456 dijo:

    Interesante post.. Es el desplome del PSOE ,pero a la vez el aun protagonismo del PP que a pesar de los recortes sigue siendo una fuerza signicativa que puede revalidar,al menos que PODEMOS y la Izquierda Moderada logren esfuerzos contra ello. Tambien hay que ver cual sera la posicion de Ciudadanos ante un resultado electoral que puede obligar a hacer pactos para la estabilidad del Gobierno .

    • David Alonso dijo:

      El PP mantiene desde el 93 una media de votantes de entre 8 y 10 millones, tanto cuando han ganado con mayoría absoluta como cuando la han perdido. Esto significa que para arrebatarles el poder no es necesario que haya dos o tres partidos fuertes enfrente, sino uno. Cuando Zapatero ganó, el PSOE tuvo casi 12 millones de votos, mientras que el PP, con el 11M detrás, rondó los 10 millones. Aquí esta el problema, que los populares mantienen una media de 9 millones en cada votación, y es una militancia muy fiel. Todo esto, para mi, deja claro que para que este año pierdan el gobierno lo más factible es una coalición de partidos de izquierda. Y ahí Ciudadanos, UPyD, y en menor medida IU, tendrán mucho que decir. Y ahí Podemos está jugando mal sus cartas al radicalizar tanto un discurso que de otra forma hubiera facilitado futuros pactos.

  2. Pingback: España, Alemania y Belén Esteban | Aquí hemos venido a quejarnos

  3. Pingback: Llegó, vio y mandó | Aquí hemos venido a quejarnos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s