Medallas de cartón

Y el ilustre #9N llegó, sin tarjeta ni ramito de violetas que cantaba Manzanita. Y ya estamos a #10N y Cataluña sigue formando parte de España. La consulta sobre la independencia que Artur Mas había planeado para esta fecha fue torpedeada por babor y estribor hasta hundirse en las profundidades de la memoria por el Gobierno y los distintos tribunales nacionales. Y así, el President, pasó de proclamar “el #9N es la única opción, no contemplamos más salidas”, a rectificar con, “el #9N habrá urnas y un proceso de participación ciudadana”, como finalmente ha sucedido. Una especie de, “ya que no tengo sexo, por lo menos me masturbo, que aunque no es lo mismo, se le parece”. Un votación cuyos resultados eran tan esperados como escasos de validez, –las urnas empleadas eran de cartón y carecían de aval legal, ni garantías propias de un proceso electoral-. Era de esperar que los casi dos millones de personas que eligieron a los partidos impulsores de la consulta, CIU, ERC, CUP e ICV, acudieran a votar para reafirmar su posición. Más si cabe con la rebaja de edad mínima para votar a los 16 años, con la que se ha buscado aprovechar el tirón de la política educativa desarrollada en Cataluña en pos de la autodeterminación. Era de esperar que la gente contraria a la independencia no fuera a votar, y menos, a unos pseudocomicios. Aun así, el 4,5 por ciento de los votantes marcó el “NO” como respuesta a la pregunta “¿Quiere que Cataluña sea un Estado?”.

1415520281_920072_1415574910_album_normal

Como es de costumbre, Artur Mas no tardó en saltar a la palestra para imponerse los galones de comandante en jefe del ejercito de liberación catalán y colgarse las medallas de cartón resultantes de la votación. “Me ofrezco para guiar a Cataluña en una posible lista común en favor de la independencia”, anunció. Un arrollador 80, 76 por ciento de los participantes* votaron SÍ/SÍ a las dos cuestiones que se planteaban en las papeletas. A esto hay que sumar un 10.09% que optó por que Cataluña sea un Estado pero que se mantenga dentro de la nación española. Finalmente han sido más de un 33 por ciento de los casi seis millones que estaban llamados a “las urnas” los que ejercieron su derecho a voto. En total, 2.236.806 personas que van a ser el arma arrojadiza que Mas emplee contra el Gobierno central y el argumento que esgrima ante las instituciones internacionales con el fin de conseguir apoyos de cara a una posible secesión. De nuevo, el President ha vuelto a dar una lección a un Mariano Rajoy obcecado en esconder la cabeza con cada problema. Una nueva patada en la puerta de la Moncloa a la espera de recibir una respuesta. Ayer fue el ministro Catalá, -un apellido muy apropiado para el tema en cuestión, coincidencias de la vida- el encargado de poner voz al aparato del Partido Popular y, tachar de “simulacro estéril” lo ocurrido este #9N. En una comparecencia sin preguntas, claro.

1415520281_920072_1415539601_album_normal

Sin embargo, el empecinado inmovilismo del Gobierno ha ayudado a que el President haya logrado, no solo mantener candente el debate sobre la independencia paralizando la agenda política calatana durante los últimos meses y ocultado miserias como que el Govern ya ha consumido el 93 por ciento de los 7.250 millones de euros que recibió del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) para este año, si no que éste haya obtenido un respaldo social creciente y se encuentre a la espera del mínimo resquicio legal para abalanzarse. Un silencio institucional que, una vez más, ha quedado ridiculizado cuando ante una cuestión nada baladí, –Cataluña representa el 19 por ciento del PIB de España con 192.545 millones de euros y un R.P.C. de 26.666 euros- el presidente del Gobierno de ha escenificado un “mutis por el foro” de manual, dejando a uno de sus escuderos encargarse del desgaste. Todo esto cuando desde Cataluña, las principales voces han aparecido en distintas cadenas de televisión durante toda la jornada para valorar lo sucedido y hacer un llamamiento a Rajoy. Alguien en Moncloa debería explicar a Mariano que la tendencia natural de agachar la cabeza a esperar a que pase la tormenta funciona hasta que un día se te cae la casa encima. Y los cimientos del Presidente tiemblan por momentos ante las constantes nubes negras que se ciernen sobre el ejecutivo. Que se lo pregunten al CIS.

Rosa Díez, por su parte, denunció a todo el que se interpuso entre ella y 600 kilómetros en dirección noreste. El inmaculado Pedro Sánchez culpó a ambos bandos, que siempre queda muy bien, por el callejón en el que se encuentra enquistado el problema soberanista, pero continúa sin ofrecer una solución ni posicionarse. Y, ¿Podemos?. Ahí está, callado, dejando que el resto se encargue de hacer el trabajo sucio. Esperando cual Rey de la edad media a que los ejércitos estén exhaustos para aparecer y conquistar.

1415520281_920072_1415556335_album_normal

Mientras tanto, Artur Mas ha vuelto a lanzar la pelota al tejado de la Moncloa tendiendo la mano y ofreciéndose a un diálogo para alcanzar un punto en común. No llega solo, lo hace acompañado de más de dos millones de avales con los que forzar a Rajoy a una reunión. Una nueva quema de etapas, cuya próxima parada son las elecciones autonómicas plebiscitarias en las que se ratificará su propuesta independentista, o fracasará y deberá echarse a un lado. Sea como fuere, se plantea un futuro convulso entre “Madrid”, como insiste en llamar el President a todo aquello que se encuentra a la izquierda de Lleida y Tarragona, y el Govern. Dos entes enfrentados y, según reconoció Mas, carentes de comunicación desde el mes de julio, que están obligados a entenderse ante el incendio que han originado y propagado por no haber sabido cocinar la barbacoa independentista y que ha ido calcinando cualquier tentativa de acercamiento. Que el Gobierno ningunee a dos millones de personas decididas en el camino de la independencia, es un error fatal. Que Artur Mas obvie a los más de cuatro millones de catalanes que no han participado de su consulta, es imperdonable. Todo, a un año vista de las Elecciones Generales más importantes para España desde 1975.

*Datos relativos al 96,8% de los votos escrutados.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s