Bitcoin y el «eBay de la droga»

El olor a quemado en la sala de maquinas hizo que hace seis meses se encendieran todas las alarmas en las mesas de trading de las grandes plazas mundiales. Los trajes realizados a medida que se pasean por Wall Street empezaban a humedecerse con las gotas de sudor frío que emanaban los aterrados cuerpos de los grandes tiburones de inversión. El mismo globo, pero con distinto color, se había vuelto a elevar. Esta vez respondía al nombre de Bitcoin. El gran problema, si es que se puede diferenciar uno preponderante en estos casos, reside en que no había nada en lo que se respaldase el nuevo vendaval especulativo. “¡Oh, que raro!” dirán, pero no. Cuando estalló la burbuja subrpime, detrás de los corroídos créditos hipotecarios, había cientos de miles de viviendas; en la crisis de las ‘puntocom‘, grandes empresas de telecomunicaciones e Internet; e incluso durante el primer gran golpe de la especulación, la ‘tulipomanía‘ del siglo XVII se encontraba sustentada por los capullos de tulipán. En esta ocasión al final de todas las puertas se encuentra un algoritmo informático encargado de regular la emisión de estas monedas electrónicas, y su puesta en circulación por la red de redes. Una de las webs de compra-venta de la novedosa divisa la define como: «La moneda que está cambiando el mundo». Bien, la pregunta es ¿a mejor o a peor? Nos estamos metiendo en una nueva burbuja especulativa o, hemos encontrado una moneda libre de los sometimientos de Bancos Centrales y gobiernos. Dudas, muchas dudas.

bitcoin_logo_flat_coin_star_by_carbonism-d3h79muHace ya varios meses avisé que el market price (o precio de mercado) del Bitcoin MtGox, la casa de intercambio más usada, estaba viviendo un rally sin precedentes. Un informe de esta web señaló que durante el mes de marzo el número de clientes se incrementó en 60.000. En los primeros días de abril, 75.000 nuevo inversores entraban a operar con este «libro contable descentralizado». Miles de nuevos usuarios diarios, cantidades de dinero moviéndose en la misma dirección y una sensación de crecimiento imparable, la burbuja estaba lista. Y como clamó el bueno de Leo Di Caprio en ‘Gangs of New York’: «una sola chispa, y el cielo empieza a arder». Así fue, el mercado del Bitcoin reventó y se desplomó dejando tras de si un rastro de sangre. Pasó de los 20$ a los 266$, y acabo por los suelos con una cotización cercana a los 60$. Todo ello en menos de cinco días. Un estallido que pilló desprevenidos a los veteranos de la moneda que habían visto como desde su creación había oscilado entre los 5 y los 10$.

chart (1)

Evolución del Market Price (Mt. Gox) de los últimos dos años

La gran banca achacó este desmedido interés por la nueva divisa al particular y desmedido castigo que la Troika propinó a los ahorradores chipriotas. El dinero quemaba en manos de los grandes depósitos, y la falta de activos de calidad donde salvaguardar sus inversiones les impulsó a la nueva moneda que circula descentralizada y sin intermediarios. La idea de ‘divisa refugio’ corrió como la pólvora bajo la atenta mirada de las instituciones monetarias que veían como parte de sus fondos escapaban del curso oficial para saltar al mundo digital.

Ahora, meses después de aquella brusca caída, el Bitcoin ha logrado estabilizar su cotización cercana a los 140$, aunque continua estando en el punto de mira tras el escándalo desatado a raíz del cierre de Silk Road el pasado 3 de octubre. Y es que este «eBay de la droga», como lo denominó el FBI, tenía en su poder 26.000 bitcoins (3.640.000$ al cambio). La detención del líder de esta web del crimen, famosa por  vender y comprar drogas, armas, servicios de hackeo, esteroides, falsificaciones y productos y servicios ilegales varios, ha destapado los beneficios obtenidos del tráfico ilegal. Según el FBI, Silk Road había logrado unas ventas totales de 9,5 millones de Bitcoins (1.200 millones de dólares). Este varapalo al contrabando digital ha sacado a la luz el otro gran temor quienes claman contra la divisa: que sirva como salvoconducto a las grandes operaciones de narcotráfico. El limbo legal en el que se ubica la moneda, se generan automáticamente sin regulación y están exentas del control fiscal de ningún gobierno, ofrece una alternativa eficaz al tradicional blanqueo de capitales. La valoración del Bitcoin se precipitó al vacío durante el día que se clausuró Silk Road llegando a tocar suelo en los 105$.

Evolución del Maket Price (Mt. Gox) tras el cierre de Silk Road

El ajetreado entorno de la divisa creada por Satoshi Nakamoto continua expectante a la espera de conocer cuando saldrán al mercado las monedas decomisadas, y cual será su efecto. En definitiva, la penúltima burbuja especulativa aguarda agazapada mientras el suelo tiembla a cada paso sin saber que ocurrirá con los miles de millones de dinero -real- invertidos en ella. El hombre no se tropieza contra la misma piedra, se lanza de cabeza sobre ella.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Economía y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s